Citas: “Memorias de una geisha” de Arthur Golden

Os recuerdo que la traducción del libro es de Pilar Vázquez ;).

Una de las cosas que más me gustó del libro (aquí podéis leer la reseña) es la manera de hablar de la protagonista, haciendo comparaciones y alusiones a la naturaleza o a la cultura japonesa.

Me parecieron muy interesantes, sobre todo a la hora de traducirlas. Esta es una pequeña recopilación de ellas:

  • «[…] mi “sonrisa Noh”, la llamo así porque cuando la pongo parezco una máscara del teatro Noh».

  •  «Tenía la cara llena de arrugas, y en cada arruga había escondido una preocupación y otra, de modo que había dejado de ser su cara y más bien parecía un árbol con nidos de pájaros en todas las ramas».
  • «Al igual que las algas están, naturalmente, empapadas y se vuelven quebradizas al secarse, mi madre estaba perdiendo más y más de su esencia».
    «Cuando se inclinaba se le aflojaba en el pecho, y los muchachos gritaban: “Mirad, se le ven los Montes Fuji”».

  • «Para cuando llegamos, al atardecer, me sentía como una roca después de todo un día de golpearme el agua encima».

Esta frase me recordó a la famosa ola de Kanagawa:

  • «Cuanto más la miraba, más fuerte era la impresión de que era como un árbol que ha empezado a perder las hojas».
  • «Le aterraba más el fuego que a un vaso de cerveza un hombre sediento».

(Risas) Esta frase me hizo mucha gracia, sobre todo, porque me recordó a los checos y su obsesión por la cerveza.

  •  «Las lágrimas habían empezado a manar de mis ojos, como el agua que sale de una olla hirviendo».
  •  «Entre los hombre, vestidos con oscuros trajes occidentales o con kimono, sobresalían los brillantes colores de algunas geishas, como hojas de otoño en las cenagosas aguas de un río».
  •  «Aquel hombre me estaba mirando como un músico podría mirar a su instrumento justo antes de ponerse a tocar… ¡Como me habría gustado ser su instrumento!»
  • «Supongo que Hatsumono no me prestaba más atención de la que le prestaría a una hoja que revolotea por el patio».
  •  «Soy tanto su rival como un charco lo es del océano».
  •  «Supongo que esas cosas suceden en las películas y en los libros».

Esta también me hizo mucha gracia, sobre todo si lo lees de un libro :)

  • «Me sentí como se debían sentir las olas del océano cuando las nubes tapan el sol».
  •  «Yo me volví hacia él, […], con las mismas pocas ganas que un niño hambriento dejaría un pastel de chocolate».
  •  «Me sentí como si fuera un pequeño grillo que ha logrado escapar de la jaulita de mimbre».

  • «Podía irme a la cama con la idea de que no siempre iba a ser como una gota de té derramada en las esteras de tatami».

  •  «Hay veces que el silencio es la respuesta más inteligente».

  • «No es necesario decir que los hombres pueden ser tan distintos unos de otros como los arbustos que florecen en diferentes momentos del año».
  •  «Corría como su hubieran derramado un cubo en lo alto de la escalera y ella fuera el agua».
  • «No me gusta tener delante de mí lo que no puedo alcanzar».

  • «No hay nada como el trabajar para superar las desilusiones».

Esta es una frase de Mameha y creo que tiene bastante razón.

  • «Sintiéndose tan cómodo como un elefante intentando actuar como una mariposa».
  • «A veces la única forma de superar la adversidad es imaginarse como sería el mundo si nuestros sueños se hicieran realidad».

  • «Eran los obstáculos y las preocupaciones lo que le había proporcionado a mi vida su intensidad».

Y eso es todo, espero que hayáis disfrutado de las citas igual que yo al leerlas en el libro. ¿A qué son geniales? ¿Cuál es vuestra cita favorita? ¿Tenéis alguna otra de otro libro que os guste mucho? ¡Compartidla! :)

*****

Imagen de cabecera: recorte de la portada.

*****

Anuncios

7 pensamientos en “Citas: “Memorias de una geisha” de Arthur Golden

  1. Pingback: Reseña: “Memorias de una geisha” de Arthur Golden (traducción: Pilar Vázquez) | Translator´s quill

  2. Pingback: Balance del 2014 y propósitos para el 2015 | Translator´s quill

  3. Pingback: Mis lecturas de agosto y septiembre del 2015 | Translator's quill

  4. Pingback: Balance del 2015 y propósitos para el 2016 | Translator's quill

  5. ¡Todas me han gustado! Y especialmente: “Hay veces en que el silencio es la respuesta más inteligente.” TE dejo una muy conocida de Antoine de Saint Exupery: “No se ve bien sino con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos.” Besotes y gracias por compartir :D

    Me gusta

  6. Pingback: Balance del 2016 y propósitos para el 2017 | Translator's quill

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s