from Wikipedia

Repostería checa

Ahoj, checófilos.

Hace unos días se cumplieron dos años desde que llegué a la Rep. Checa y se me ocurrió una manera estupenda de celebrarlo con vosotros. En ninguna celebración puede faltar los dulces; por eso, en esta entrada vamos a hablar de los dulces checos. Preparaos para que se os haga la boca agua…

Primero, me gustaría hacer un pequeño apunte. Nunca me he considerado amante del merengue o los bizcochos, pero la verdad es que en Chequia he redescubierto la repostería, ya que las familias checas (por lo menos las que conozco) elaboran cada semana algún tipo de dulce para el desayuno o para las visitas. Es por eso que he llegado a conocer tantos tipos de dulces. Pero, sin más dilaciones, empecemos ;).

Indiánek significa indio pequeñito

Bueno, vamos a empezar por aquellos que se pueden encontrar en la cukrárna (‘pastelería’) de la esquina, donde la crema y la nata son las protagonistas. Este tipo de pasteles se llaman en general zákusky (zákusek en singular).

El indiánek, con una base de piškoty (un tipo de galletita) y un relleno de una crema espumosa rosa recubiertos de chocolate, es sin duda uno de mis favoritos. Creo que se entiende el porqué.

Piškoty

Špička por dentro

Otro dulce muy popular es el špička (también significa ‘punta’). De nuevo, tenemos una base de piškoty y una capa de chocolate, pero esta vez tienen crema de cacao y un relleno de licor de huevo… Exquisito.

Estos dos pastelitos llaman mucho la atención de los extranjeros por sus formas tan peculiares, (escatológica y fálica, respectivamente) tanto que los extranjeros se refieren a ellos utilizando el nombre de la cosa a la que se parecen… Pero no os dejéis engañar por su forma, están buenísimos.

Sigamos con más dulces típicos. Además de los anteriores, en las pastelerías tienen una especie de rosquilla cortada en dos, recubierta con glaseado y rellena con crema, llamada věneček. También os podéis encontrar con algún que otro kremrole (‘rollo de crema’) o kobliha, una especie de donut sin agujero y relleno de crema o mermelada.

Věneček

Kremrole

Kobliha

Estos pastelitos se suelen utilizar mucho en bodas y eventos sociales, como bailes. Por cierto, mi favorito es el que se llama vdoleček. Son pequeñitos y tienen tvaroh o ‘requesón’ y pasas. Una autentica adicción.

Vdoleček

Ahora pasamos a los cukroví, otro tipo de pasteles, más bien pastas, que se preparan especialmente en Navidad y Semana Santa y que podéis ver en la imagen de cabecera. El más famoso es el perník, o sea, las galletas de ‘jengibre’. PD: Pasaros por esta entrada donde explico las tradiciones de la Semana Santa checa.

Estas son las galletitas que preparé esta Semana Santa pasada ;).

Hablando de Navidad, no me podía olvidar de los trdelník, que se pueden encontrar en los mercadillos de Navidad y durante todo el año en Praga y demás sitios turísticos. No tengo palabras para describir la sensación de bienestar cuando agarras el trdelník calentito y recién hecho en una fría noche antes de Navidad rodeada de villancicos y luces de colores. Simplemente me encanta. Está hecho de una masa dulce y está cubierta de azúcar y canela, aunque le puedes añadir cacao y nueces.

Trdelník

Otro dulce típico de los mercadillos es el frgál, aunque yo le llamo la pizza dulce checa xD. Suelen ser de tvaroh con fruta rojas, peras o con mák, o sea, ‘semillas de amapola’. Pero a mí las semillitas de amapola no me hacen mucha gracia, así que siempre me pido el de tvaroh.

Los tres tipos de frgál juntos

Pasamos a algo más casero y que hacen todas las madres y abuelas checas, me refiero a el bábovka, buchta, tač, etc.

PD: bábovka también es un insulto, algo como debilucho

Tvarohová buchta, uno de mis preferidos, con tvaroh

Ovocný tač, con fruta… ¡me encantaaaa!

Uno de mis preferidos es el střecha o ‘tejado’, llamado así por su forma. Este tiene galleta, crema de tvaroh, plátano y chocolate. Pane bože (‘Dios’), ¡qué bueno está!

Střecha

Y bueno, creo que eso son todos los dulces que quería enseñaros. Hay muchos más, pero normalmente lo que hago es zamparme lo que me preparan sin preguntar cómo se llaman :P. Sí, llamadme gorda, estáis en vuestro derecho.

Espero que hayáis disfrutado de la entrada y que a nadie le haya dado un subidón de azúcar. ¿Conocíais alguno de estos dulces? ¿Habéis probado alguno? ¿Cuál os ha llamado más la atención? Contádmelo abajo ;).

Čau! ^^

*****

Anuncios

4 pensamientos en “Repostería checa

  1. Pingback: La Navidad checa (I) | Translator's quill

  2. Pingback: La Navidad checa (I) | Translator's quill

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s